lunes, 27 de febrero de 2012

Vivir con una sonrisa

He vivido unos días muy especiales, que van más allá de lo que pueda describir con palabras. He tenido la gran suerte de conocer a una gente que es maravillosa, y que por cuestiones de la vida, nos hemos encontrado en el camino. Aunque ahora sienta cierta tristeza por volver a estar alejados, cada vez que pienso en estos días me sale una gran sonrisa. Sois gente especial de verdad, y me habéis hecho sentir muy feliz.




** Este post va dedicado a mis Pelones Peleones. A Lou, Jose, Eva, Guzmán y Martina, a la família Fernández Álvarez, a Lucas, José Luis, Paloma, Maite y Pepe, pero sobretodo va dedicado a Luki, Elías y Ainara. Ellos han conseguido que sienta que los conozco de hace una vida, y eso pasa pocas veces. Os voy a echar mucho de menos :(

18 comentarios:

  1. Aún nos queda una vida enteraaaaaaaaaa para conocernos y echar mil risas... Ha sido un placer y se que repetiremos.
    Besossssss Paloma y family

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que repetir fijo, lo que no se sabe es donde...

      Eliminar
  2. Muchas gracias por hacerme un huequecito en vuestro sábado loco, me hizo ilusión conoceros y poder besaros. Que se repita, pronto.
    Besos

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lou! Eres la sorpresa más grata del viaje, no contaba con verte y no sabes lo que me alegró.. La próxima en Sant Feliu??

      Un besazo ;)

      Eliminar
  3. Sin palabras...me mola mucho!!!. Qué calladito os lo teníais...; y yo preguntando por ti,jajaja. Menos mal que Janire ya me dejo entrever que era una sorpresa. Chicos sois geniales. A ver si se van uniendo a la próxima quedada el resto.:)
    Un besote guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi no hay que preocuparse!! Jaja. Fue un impulso de último momento, y no sabes cuánto me alegro. Han sido unos días geniales!

      Eliminar
  4. aaaaiiiinnsssssss.... no hace falta que te diga nada no?
    Bueno si, que las fotos no se ven una mierda!! jajajaaaa.... y aún así me has tenido a moco colgando!!

    ResponderEliminar
  5. Vale, lo que me faltaba para rematar el día de hoy...
    En fin, que estos días van a ser inolvidables por siempre jamás y estoy deseando repetir y abrazarte yaaaa!

    ResponderEliminar
  6. Ha sido maravilloso encontraros en este camino de lucha y esperanza y habéis sido una gran motivación para continuar la batalla dia a dia con Lucas.Ya sabéis donde tenéis otra casa.Arriba pelones!!!

    ResponderEliminar
  7. Que guay la visita sorpresa!!! pijamas incluidos!!!!! anda que la próxima avisais y lo organizamos para estar más tiempo con vosotros que se nos ha quedado mu cortito!!! Muchos besos maja!!

    ResponderEliminar
  8. Jo Clara que apropiada la canción. Me hubiese encantado estar en Madrid con todos vosotros.Aunque parezca mentira esta vez no he llorado aunque poco me ha faltado. Ya sabes que estoy muy orgullosa de todos vosotros y que ya os siento parte de mi familia.
    Os quiero pelones.

    ResponderEliminar
  9. estos pelones.....sois la ostia(ups perdon)
    susana

    ResponderEliminar
  10. Qué bonitoooooooo!!! Yo quieroooooooooooo!!!!! Eso se os queda ya para siempre. Arriba Pelones!!!!

    ResponderEliminar
  11. Que buena!Me ha encantado!Dais un buen rollo que pa que.

    ResponderEliminar
  12. Lo que quiero ahora
    Por Ángeles Caso

    Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a 
    enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sana que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas
    como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.
    Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.
    Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar 
    y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.

    Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada.
    Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
    También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí.  Sólo quiero eso. Casi nada. O todo.

    ResponderEliminar
  13. Hola!!! Me llamo Sonia soy de Sevilla,tengo 34 años y he visto de casualidad(buscando información sobre el tema que quema jejejeje, ya tu sabes...)y te he encontrado!.
    Y me siento "tan identificada contigo", me ha pasado EXACTAMENTE LO MISMO!!!
    y tengo una mezcla de sentimientos, pensamientos, terapias alternativas(comer bien)ufff definitiva un cacao Maravillao, yo que sé infinidad de cosas relacionadas con lo nuestro y lo de muchas mujeres luchadoras contra el cáncer de máma.
    Me gustaria contactar contigo en privado si pudiera ser.
    Tengo la 1ªsesión de quimio, mañana martes de feria jiuuuu!!!!! que arte tengo, hasta para la fecha, jajajjajaja!!!

    Besitos a ti y a todas nosotras LAS CAMPEONAS como nosotras!!!!
    Sonia
    pd.
    Te dejo mi correo: sonianett@hotmail.com

    ResponderEliminar